La ANSIEDAD está relacionada con mayor riesgo de accidente cerebrovascular

estres1

Altos niveles de ansiedad se asociaron con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular (ACV) incidente independiente de otros factores de riesgo, incluyendo la depresión, en un nuevo estudio prospectivo.

Los niveles más altos de ansiedad se asocian con mayor riesgo de cardiopatía isquémica coronaria, sin embargo, pocos estudios han investigado si la ansiedad se asocia con el riesgo de ACV. El propósito de este estudio fue examinar la asociación entre los síntomas de ansiedad y el ACV incidental en un estudio longitudinal nacional representativo de la población de los EE.UU.

Según los autores, la ansiedad es una experiencia modificable que tiene una alta prevalencia entre la población general. Su evaluación y tratamiento pueden contribuir a desarrollar estrategias preventivas y de intervención más eficaces para mejorar la salud cardiovascular en general.

El estudio, publicado en línea en la revista Stroke, el 19 de diciembre de 2013, se llevó a cabo por Maya J. Lambiase, PhD, Laura D. Kubzansky, PhD y Rebecca C. Thurston, del Departamento de Psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh y el Departamento de Ciencias Sociales y del Comportamiento de la Facultad de Salud Pública de Harvard, Boston.

Según la Dra. Lambiase, todo el mundo tiene un poco de ansiedad de vez en cuando, pero cuando es elevada y / o crónica, puede tener un efecto en su vasculatura luego de varios años en el camino.

Para el estudio, los investigadores siguieron 6,019 personas de 25 a 74 años que participaron en la primera Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (NHANES I, por sus siglas en inglés). Al inicio del estudio los participantes se sometieron a una entrevista, exámenes médicos y de sangre y completaron cuestionarios psicológicos para evaluar la ansiedad y los niveles de depresión. Fueron seguidos durante 16.29 ± 4,75 años, durante el cual se identificaron los ACV de las historias de hospitales y ancianatos y de los certificados de defunción.

Se utilizaron modelos de regresión de riesgos proporcionales de Cox multivariable para estimar los cocientes de riesgo y el 95% intervalos de confianza de ACV incidentes asociados con un incremento de 1 desviación estándar (DE) en los síntomas de ansiedad. Los modelos se ajustaron para los factores de riesgo cardiovascular convencionales y, además, para la depresión.

Se identificaron un total de 419 casos de ACV incidente. Los resultados mostraron que el reporte de más síntomas de ansiedad al inicio del estudio se asoció de forma prospectiva con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular incidente, después de ajustar por factores de riesgo estándares biológicos y conductuales cardiovasculares. (Razón de Riesgo: 1,14; intervalo de confianza del 95 %: 1.3 a 1.25).

Los que estaban en el tercil más alto de síntomas de ansiedad tuvieron un 33% más riesgo de ACV que los del tercil más bajo. Los resultados persistieron después del ajuste adicional para la depresión.

Los análisis exploratorios teniendo en cuenta el papel de los posibles factores de confusión frente a otras variables sugirieron que los factores de conducta pueden ser la clave que una la ansiedad con el riesgo de ACV.

Los investigadores señalan que este es el primer estudio en relacionar la ansiedad y el ACV independiente de otros factores. Ellos sugieren que el mecanismo puede implicar pobres comportamientos de salud, especialmente fumar y la escasa actividad física, que son comunes en las personas con ansiedad.

Sin embargo, incluso después del ajuste para estos comportamientos, la asociación entre la ansiedad y el ACV se mantuvo y los autores postulan que la ansiedad crónica puede conducir a un exceso de activación del eje hipotálamo-pituitario-adrenal y el sistema nervioso simpático, que puede aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular.

La ansiedad también puede contribuir a un accidente cerebrovascular u otra enfermedad cardiovascular al disminuir el umbral para la arritmia o mediante la reducción de la variabilidad de la frecuencia cardíaca.

Referencia. STROKEAHA.113.003741 December 19, 2013.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s