Arropar y colocar al Lactante en decúbito prono y lateral al dormir se asocia a riesgo del síndrome de muerte súbita

system_fallback_schlafendes_baby_rueckenlage_0

El riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) puede aumentar cuando a los lactantes para dormir se les envuelve y coloca en posición de decúbito prono o lateral, según un nuevo metanálisis publicado en versión electrónica el 9 de mayo en Pediatrics.

El riesgo importante de síndrome de muerte súbita que conlleva el colocar a los lactantes en posición de decúbito lateral o prono para dormir, se incrementó al doble cuando se envolvía a los lactantes, y el riesgo de síndrome de muerte súbita asociado a envolverlos aumentó con la edad”, afirman Anna S. Pease, maestra en ciencias, de la Universidad de Bristol en el Reino Unido, y sus colaboradores.

95311-decubitoEnvolver al bebé y ponerlo en posición de decúbito prono al dormir se acompañó del máximo riesgo de síndrome de muerte súbita en cuatro estudios analizados, según determinaron los autores. Esta práctica fue infrecuente en los bebés de control, presentándose en menos de 1% de los casos, pero fue más frecuente en los casos de síndrome de muerte súbita del lactante (8%). Para las posiciones de decúbito prono y lateral al dormir, el riesgo de síndrome de muerte súbita se incrementó al doble cuando también se envolvió al lactante. Así mismo, hubo un riesgo pequeño pero significativo asociado a síndrome de muerte súbita en los lactantes que fueron envueltos y que se durmieron en decúbito dorsal.

Los investigadores analizaron la literatura para tratar de determinar si la envoltura del lactante conlleva un riesgo de síndrome de muerte súbita. Identificaron cuatro estudios realizados entre 1988 y 2006 en tres zonas geográficas que incluían Inglaterra, Tasmania en Australia y Chicago, Illinois. La prevalencia de la práctica de envolver al bebé varió en los estudios, siendo “la más alta en el estudio de Tasmania a finales de los 80’s (35,7%) y mucho más baja en Chicago a mediados de los 90’s (9,2%) y en Inglaterra (10,3%), con una leve disminución en Inglaterra 10 años más tarde (5,7%)”, señalan los autores.

Los investigadores compararon 760 casos de síndrome de muerte súbita con 1759 sujetos de control. Las odds ratio combinadas para la envoltura en todos los estudios fueron de 1,53 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,18 – 1,97; p = 0,001); sin embargo, la prevalencia de la envoltura entre los estudios fue variable. Para efectuar el ajuste con respecto a este factor, aplicaron un modelo de efectos aleatorios, el que generó odds ratio combinadas de importancia limítrofe (1,58; IC del 95%: 0,97 – 2,58; p = 0,06).

Los lactantes envueltos por lo general tenían menos edad (mediana de edad, 57 días) en comparación con los no envueltos (mediana de edad, 96 días) en los cuatro estudios, aunque no hubo diferencias significativas (p = 0,23) entre la edad de los casos de síndrome de muerte súbita envueltos (mediana de edad: 55 días) y los lactantes de control envueltos (mediana de edad: 61 días). La envoltura en todos los grupos alcanzó su máximo aproximadamente a los 2 meses de edad y descendió abruptamente entre los 4 y los 6 meses.

Aunque el número de lactantes estudiados fue pequeño, el riesgo de síndrome de muerte súbita por la envoltura aumentó con la edad, siendo el riesgo más alto en los lactantes de 6 o más meses de edad, los que se podían girar sobre su cuerpo (odds ratio: 2,53; IC del 95%: 1,21 – 5,23).

En todos los estudios, 17,5% de los lactantes con síndrome de muerte súbita fueron envueltos durante su último sueño, en comparación con 10,8% de los lactantes de control sobrevivientes de edad similar durante un sueño de referencia designado. En los cuatro estudios, la proporción de lactantes envueltos fue más alta en los casos de síndrome de muerte súbita que en los casos de control; sin embargo, sólo en los estudios del Reino Unido la interrelación fue significativa y únicamente en el más reciente de los estudios persistió esta significación después del ajuste con respecto a otros factores.

La investigación tiene algunas limitaciones, entre ellas, la heterogeneidad sustancial entre los estudios, como resultado de los diferentes procedimientos de envolvimiento en los diferentes países y épocas. Además, en ninguno de los estudios se describió en forma adecuada la técnica de envoltura y no se efectuó el ajuste con respecto a los factores relacionados con el síndrome de muerte súbita, tales como si el lactante dormía en la misma cama que sus padres.

Pese a estas limitaciones, señalan los autores, “estos análisis indican que el consejo actual de evitar colocar a los lactantes en decúbito prono o lateral para dormir puede aplicarse sobre todo a los lactantes que se envuelven”. Dijeron que los profesionales de la salud y las directrices actuales debieran tomar en cuenta un límite de edad adecuado al cual no se debiera realizar el envolvimiento.

Referencias:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s