Aumento de intoxicación por nicotina en niños debido a los Cigarrillos electrónicos

151732-944-669

Con el incremento en la popularidad de los cigarrillos electrónicos (e-cigarrillos), el número de niños con riesgo de intoxicación por nicotina relacionada con estos productos ha aumentado significativamente en los últimos años, señala un nuevo estudio.

“La frecuencia de exposiciones a los cigarrillos electrónicos y a líquido de nicotina en niños pequeños que se ha notificado al Centro de Control Toxicológico de Estados Unidos es que está aumentando con rapidez”, señala Alisha Kamboj, BS, del Colegio de Medicina de la Universidad del Estado de Ohio, Columbus, y sus colaboradores. “Los niños expuestos a los dispositivos de cigarrillos electrónicos y al líquido de nicotina, tienen 2,5 veces más probabilidades de presentar un desenlace grave que los niños expuestos a cigarrillos, y ha ocurrido exposición letal”.

Los autores publicaron los resultados de su estudio en versión electrónica el 9 de mayo en Pediatrics.

La utilización de cigarrillos electrónicos ha aumentado considerablemente desde que se comenzaron a comercializar en Estados Unidos en 2007. En concreto, la utilización del cigarrillo electrónico se incrementó al triple en estudiantes de secundaria entre 2013 y 2014. Además, estudios previos han demostrado que las llamadas al Centro de Control Toxicológico de Estados Unidos a causa de exposiciones al cigarrillo electrónico también han aumentado bastante y más de la mitad de estas exposiciones ocurren en niños menores de 6 años.

Para comprender mejor el riesgo de la exposición en niños pequeños, Kamboj y colaboradores llevaron a cabo un estudio retrospectivo de datos del Sistema Nacional de Datos Toxicológicos. En concreto, analizaron datos de exposiciones a sustancias individuales que implicaban productos derivados de nicotina y del tabaco entre enero de 2012 y abril de 2015 en niños menores de 6 años.

Durante este periodo, el Sistema Nacional de Datos Toxicológicos recibió 29.141 llamadas relacionadas con estas exposiciones en niños en este grupo de edad, promediando 729 llamadas por mes. La exposición al cigarrillo electrónico representó 14,2% de tales exposiciones, los cigarrillos constituyeron 60,1% y otros productos derivados del tabaco representaron 16,4 por ciento.

Sin embargo, el número mensual de exposiciones al cigarrillo electrónico en niños aumentó significativamente (p = 0,04) en 1492,9% durante el estudio, desde el 14 de enero de 2012, a 223 hasta abril de 2015. Mientras tanto, permaneció igual el número mensual de exposiciones al cigarrillo (p = 0,08) y el de exposiciones a otros productos del tabaco que no son cigarrillos (p = 0,18).

Los niños menores de 2 años representaron 79,6% de todas las exposiciones, 44,1% de las exposiciones al cigarrillo electrónico, 91,6% de las exposiciones al cigarrillo y 75,4% de las exposiciones a otros productos derivados del tabaco.

Si bien 35,8% de los niños que estuvieron expuestos a la nicotina o a productos del tabaco no tuvieron efectos clínicos, en 1,2% los desenlaces fueron graves.

En concreto, los niños que estuvieron expuestos a los cigarrillos electrónicos mostraron 5,2 veces más probabilidades (odds ratio: 5,19; IC 95%: 3,60 – 7,48) de hospitalización y 2,6 veces más probabilidades (odds ratio: 2,60; IC 95%: 1,96 – 3,46) de desenlaces médicos graves que los que estuvieron expuestos a los cigarrillos.

Los efectos clínicos graves se presentaron en niños menores de 3 años y consistieron en asistolia/paro cardiaco (n= 1), estado de coma (n = 6), convulsiones (n = 6) y paro respiratorio (n = 3). La asistolia y el paro cardiaco se presentó en un niño de 1 año de edad, que ingirió líquido de nicotina de un recipiente de repuesto abierto y esto dio lugar a la muerte del pequeño.

Los autores señalan que las vías más frecuentes relacionadas con la exposición al cigarrillo electrónico fueron la ingestión sola (81,5%), múltiples vías con ingestión (9,7%), dérmicas (3,3%) e inhalación/nasal (3,2%). Resaltan que los niños pequeños son susceptibles a la ingestión accidental de estos productos dada su curiosidad natural y tendencia a la exploración oral. Los niños podrían sentirse muy atraídos hacia la envoltura de color, el aspecto parecido a dulce y los saborizantes añadidos de los cigarrillos electrónicos y sus productos de repuesto. Además, la falta de regulación y el control de calidad aumentan el riesgo de exposición tóxica, debido a las concentraciones de nicotina variables en estos productos.

Este mes, la Food and Drug Administration de Estados Unidos anunció nuevos reglamentos que le permiten regular los cigarrillos electrónicos y otros productos derivados del tabaco que previamente no estaban bajo su control. Los reglamentos también otorgaron carácter ilegal a la venta de cigarrillos electrónicos a menores por establecimientos minoristas.

Referencias:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s