La vitamina D intensifica la fracción de eyección del ventrículo izquierdo

Los resultados de un nuevo estudio a pequeña escala no “reivindican” claramente la administración de dosis altas de suplementos de vitamina D a pacientes con insuficiencia cardiaca que tienen deficiencia de vitamina D.

Por otra parte, en comparación con los pacientes que recibieron placebo, los que recibieron dosis altas de suplementos de vitamina D no tuvieron una mejor distancia recorrida a los seis minutos al final del estudio a un año (el desenlace principal). Por otra parte, los pacientes del grupo que recibió tratamiento tuvieron un aumento de la fracción de eyección del ventrículo izquierdo (FEVI) y reversión de la remodelación cardiaca (resultados secundarios), sin eventos adversos.

El Dr. Klaus K. Witte (Universidad de Leeds, Reino Unido) presentó estos hallazgos del estudio VINDICATE (Vitamina D en el tratamiento de pacientes con insuficiencia cardiaca crónica)  en una sesión de investigación clínica en el Congreso Sesiones Científicas del American College of Cardiology (ACC) 2016,  y el artículo fue publicado simultáneamente en el Journal of the American College of Cardiology.

El estudio demostró que “el tratamiento con dosis altas de vitamina D (4000 UI/día) es inocuo y da por resultado reversión de la remodelación cardiaca que posiblemente se relacione con un mejor pronóstico”, resumió.

Sin embargo, dos miembros del panel de debate no estuvieron convencidos. El Dr. Clyde Yancy (Northwestern University, Chicago, IL.) observó que no se cumplió el desenlace principal y que la reversión de la remodelación cardiaca fue un resultado secundario.

El estudio no cumplió su desenlace principal en virtud de que hubo una variabilidad mucho mayor que la esperada en la prueba de marcha de seis minutos, de manera que el estudio no tuvo la potencia para detectar una diferencia en esta variable. El hecho de que el suplemento de vitamina D contrarrestara la remodelación cardiaca, y los “betabloqueadores, los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina y el tratamiento de resincronización cardiaca hayan demostrado de manera congruente una relación estrecha entre la reversión de la remodelación cardiaca y los desenlaces favorables, por lo que los suplementos de vitamina D mejorarán los desenlaces.

Se recomienda a partir de este estudio hacer estudios a mayor escala

Estudio preliminar prometedor

Los pacientes con insuficiencia cardiaca crónica secundaria a disfunción sistólica del ventrículo izquierdo a menudo tienen bajas concentraciones de vitamina D, las cuales conllevan un peor pronóstico.

El grupo llevó a cabo un estudio preliminar durante 12 meses en 53 pacientes con síntomas de disfunción sistólica del ventrículo izquierdo e insuficiencia cardíaca que tenían deficiencia de vitamina D y que demostró que el suplemento de 100 µg/día (4000 UI/día) restituía de manera eficaz y con rapidez las concentraciones de vitamina D y mejoraba los volúmenes y las dimensiones del ventrículo izquierdo, sin eventos adversos.

El estudio VINDICATE fue diseñado con base en este estudio preliminar.

Los investigadores distribuyeron de manera aleatoria a 223 pacientes con disfunción sistólica del ventrículo izquierdo, síntomas de insuficiencia cardiaca y deficiencia de vitamina D (25 [OH] vitamina D3 <50 nmol/L [<20 ng/ml]) para que recibieran placebo o 4000 UI de vitamina D3 diariamente durante un año.

Un total de 163 pacientes (83 pacientes del grupo con placebo y 80 del grupo con tratamiento) completaron el estudio.

Los pacientes de los dos grupos estaban bien distribuidos. Tenían una media de edad de 69 y 79% y eran hombres. La mayoría correspondían a la clase 2 de la clasificación funcional New York Heart Association (NYHA) (89%) y los restantes a la clase 3 de la NYHA. Alrededor de una cuarta parte tenía diabetes de tipo 2 y una media de índice de masa corporal (IMC) de 30,0. Su media de concentración sérica de 25(OH) vitamina D fue 37,3 nmol/L.

Estos pacientes también estaban recibiendo tratamiento óptimo.. La mayoría recibía betabloqueadores (95%) o inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina/antagonistas de los receptores de angiotensina (92%).

Tenían una fracción de eyección del ventrículo izquierdo media de 26,1% y una distancia media en la prueba de la marcha durante seis minutos de 292,9 (± 120,3) metros.

La reversión de la remodelación del ventrículo izquierdo puede pronosticar mejores resultados

Los pacientes del grupo con tratamiento alcanzaron concentraciones séricas normales de vitamina D hacia los tres meses. El suplemento también suprimió las concentraciones de hormona paratiroidea.

El fármaco fue inocuo. Ningún paciente tuvo exceso de vitamina D (≥200 nmol/L) y no hubo efectos clínicamente significativos sobre el calcio o sobre la función renal.

Sin embargo, a los 12 meses, la distancia recorrida en promedio durante seis minutos aumentó 10 m (rango -21 a 41 m) en el grupo con placebo, pero disminuyó 13 m (rango -41 a 16 m) en el grupo tratado.

Por otra parte, hubo una mejora significativa en la función cardiaca en la electrocardiografía: la fracción de eyección del ventrículo izquierdo aumentó más y hubo una mayor inversión de la remodelación del ventrículo izquierdo (una mayor reducción del diámetro telesistólico del ventrículo izquierdo y el volumen telesistólico del ventrículo izquierdo) en el grupo tratado.

Diferencia en los resultados a 12 meses; grupo con vitamina D frente a grupo con placebo

Diferencia en los resultados a 12 meses; grupo con vitamina D frente a grupo con placebo

Puesto que en la insuficiencia cardíaca congestiva secundaria a disfunción sistólica del ventrículo izquierdo ocurre un incremento progresivo en el tamaño de la cavidad del ventrículo izquierdo y alteración de la contractilidad (remodelación del ventrículo izquierdo), y los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, los antagonistas de los receptores beta-adrenérgicos y el tratamiento de resincronización cardíaca que mejoran la sobrevida en la insuficiencia cardíaca congestiva también retrasan el avance o contrarrestan la dilatación del ventrículo izquierdo, es plausible, por tanto, que las mejoras de la función cardíaca demostradas en el estudio VINDICATE tengan el potencial de mejorar los resultados.

Además que puesto que la variabilidad en la distancia de marcha fue mucho mejor que la esperada, la muestra actual no tuvo la suficiente potencia para detectar una diferencia intergrupal, pero esto se puede utilizar como información para futuros estudios.

Hemos recorrido este camino antes

Si realmente deseamos saber sobre los suplementos de vitamina D en la insuficiencia cardiaca, lo que importa no es la fracción de eyección, sino más bien la sobrevida y el estado funcional y la falta de hospitalización.

Sólo creo que hemos recorrido este camino con muchas otras vitaminas  ―por ejemplo, la vitamina E no funciona, y fueron necesarios extensos estudios aleatorizados para demostrarlo ― de manera que diría que soy un escéptico de la vitamina. Los pacientes con insuficiencia cardíaca y otros más pueden mejorar sus resultados con una alimentación sana, por ejemplo, una dieta mediterránea y realizando actividades físicas con regularidad, y los suplementos de vitamina en sí y por sí mismos no necesariamente son útiles.

Referencias:

  1. Witte KK, Byrom R, Gierula J, et al. Effects of vitamin D on cardiac function in patients with chronic HF: The VINDICATE Study.J Am Coll Cardiol 2016; DOI: 10.1016/J.JACC.2016.03.508. Abstract
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s